Llegó el otoño…

Este año,más que nunca, tengo muy poco tiempo para dedicarle a mis villas. Y es que me he matriculado en la Universidad para cursar estudios de Humanidades. Así que entre eso y mi trabajo full time…

Pero el otoño me encanta y por eso he hecho esta pequeña ciudad. Os adelanto cómo queda de día.

Como alguien ha hecho algún comentario sobre los árboles utilizados, os cuento un pequeño secreto: los compré en una tienda de modelismo, eran de un verde no muy bonito y estaban un poco destartalados, por lo que no me costaron muy caros.Entonces  compré una pintura al agua en spray para manualidades (unos 2,5 euros) y… ¡los pinté! La verdad es que no pensé que me iban a quedar tan bien, fue una solución práctica y barata porque me estaba costando mucho encontrar árboles de otoño a un precio razonable.

Respecto a la base, aproveché restos de otras plataformas que había creado con anterioridad y las recorté a mi gusto. Les grabe nuevos caminos con un soldador, otra solución barata para grabar el porexpan (el que véis en la foto me costó 9 euros) Para unir las láminas de porexpan hay que usar un pegamento especial (que no lo derrita), pero es fácil de encontrar y no muy caro (preguntad en el mismo sitio que compréis el porex).

Sé que algunos de vosotros las hacéis con motivos de Hallowen…  Pero yo prefiero los tonos ocres, amarillos, las hojas caídas… ¿Qué os parece?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.